Claudio Lozano, economista del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas y dirigente de Unidad Popular, analizó en Sobre la Hora las nuevas medidas económicas que anunció el Gobierno Nacional.

Los anuncios «responden al enfoque que planteó tanto en su discurso ante la Asamblea Legislativa Alberto Fernández y que luego ratificara el Ministro de Economía Martín Guzmán en la conferencia de prensa» que se basa en aprovechar el saldo comercial en dólares. «Al mismo tiempo, es una Argentina que está paralizada y por lo tanto tiene capacidad ociosa disponible», indicó.

Para hacer jugar las dos variables, «se necesita plantear una negociación en forma de fortaleza política que implique suspender los pagos que la Argentina tenía previstos por deuda para los próximos años» y luego «poner en marcha una estrategia que recupere el consumo» como lo son los bonos para jubilados, para las Asignaciones Universales y las tarjetas alimentarias, entre otras.

Esta decisión por parte del Estado está acompañada por la captura de recursos de sectores que tienen mayor capacidad contributiva, en esa línea está la actualización, no aumento, de las retenciones que se está planteando. Y al mismo tiempo el impuesto a los bienes personales que en mayor medida sería para aquellos que tienen activos o bienes radicados en el exterior. Lo que hay es un intento de que los dólares se utilicen para las prioridades que son la recuperación de la actividad económica y en esa línea se instala también el impuesto a los gastos que se realizan en el exterior.

Escuchá la columna completa: