El proyecto por la legalización del aborto pasó el dictamen de comisión, lo que permitió la llegada del debate a la cámara de diputados en el Congreso Nacional. Lucila De Ponti, Diputada Nacional por el Movimiento Evita conversó con Sobre la Hora acerca del dictamen y afirmó que “podemos llegar a mañana con un amplio consenso, intentando juntar los votos que hacen falta para darle media sanción en el recinto”.

Si bien los números en el Congreso están empatados, quedan “menos de 10 indecisos que si todo sigue así son los que van a terminar definiendo esta ley”. “Ha habido muchas presiones en las provincias que vienen de distintos sectores que buscan de alguna manera evitar el debate que plantea esta ley y evitar que se discutan privilegios que determinados sectores corporativos de la sociedad tienen sobre la vida del conjunto desde hace muchos años y que es en el fondo lo que estamos cuestionando con esta ley” disparó.

Expresó que hay legisladores que “no pueden sostener, quizás, sus convicciones o lo que piensan que debe ser de acuerdo a una legislación que genere mayor igualdad” lo que genera que hayan “decisiones que no vienen de una mirada genuina sino desde un lado más interesado”. La diputada considera que para la votación “tenemos todas las posibilidades de lograr los votos necesarios para darle media sanción a la ley”.

Señaló que es “admirable” la participación de la sociedad en un debate que involucra al conjunto y que ambas posiciones son “válidas si las fundamentamos correctamente” y se plantean desde el respeto. “Mañana va a ser una oportunidad de poder ver cómo dos sectores que tienen ideas antagónicas con respecto a este tema pueden estar movilizados y puede realizarse en un marco de paz y en un marco en el cual no se generen conflictos” planteó.

El movimiento de mujeres se volvió realmente masivo en nuestro país en los últimos dos años y eso generó que los temas de la agenda de mujeres empiecen a formar parte con mucha más importancia y mucha más centralidad de la agenda política” remarcó De Ponti, y comentó que es un proceso que “va a seguir avanzando”.

En ese punto, concluyó que más allá de lo que suceda con la ley, la participación de las mujeres en la construcción de una agenda pública no se va a detener “y lo están demostrando las pibas, las generaciones más jóvenes que se han apropiado de estas demandas y que han hecho ellas un espacio de participación que es realmente conmovedor”.

Escuchá la entrevista completa: