Nuestro columnista  Luis Campos explica en Sobre la Hora los principales debates y discusiones que tienen lugar desde este lunes y como cada junio, en la Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo, a 100 años de su fundación.

En la Conferencia de Ginebra, Suiza, es donde se dictan las políticas generales de la OIT. «Tiene la particularidad de ser la del centenario» y al ser un número importante, la Organización «preparó bastantes actividades cuestiones fundamentalmente vinculadas a uno de los caballitos de batalla que se viene dando en ese tipo de ámbitos que es el futuro del trabajo» anticipó.

Esta discusión se viene dando hace tiempo en el ámbito sindical y laboral, así como en «los gobiernos y los empleadores». «Hay algunas discusiones muy interesantes que se están planteando en la OIT» a través de comisiones con participantes gremialistas, empleadores y gobiernos de todos los países del mundo.

«En el caso de nuestro país hay representantes de las tres centrales sindicales, de la CGT, de la CTA de los Trabajadores y de la CTA Autónoma« y estarán discutiendo «las cuestiones más políticas del futuro del trabajo; pero también, por ejemplo, un convenio que posiblemente se apruebe sobre violencia y acoso en el mundo del trabajo».

«Para los empleadores el futuro del trabajo tiene cara de trabajador autónomo, tiene cara de ir licuando la importancia de la negociación colectiva, de hacer que la negociación colectiva deje de ser por sector de actividad y pase a ser una negociación colectiva a nivel de empresa o incluso que los contratos individuales puedan establecer peores condiciones laborales que lo que establece el convenio colectivo secotrial o la empresa o incluso los que establece la legislación laboral»

Entre los casos que se discutirán estará el de la reforma laboral de 2017 en Brasil, y en representación de las centrales sindicales de Argentina hablará el Secretario General de la CTA Autónoma Ricardo Peidro, «criticando la reforma laboral de Brasil y entre otras cosas criticando esta idea de que se puede debilitar la negociación colectivaa tal mundo de transformar los convenios colectivos de actividad en papel mojado», el proyecto que plantean los empleadores.

«También es muy importante en el caso inmediato para los propios trabajadores y trabajadoras de Brasil que mañana van a estar llevando adelante una Huelga General» contra la reforma laboral, la reforma del sistema previsional y contra el gobierno de Bolsonaro que tiene «una presión muy fuerte por parte de los mercados internacionales» comentó. «Para el resto de los países de la región son una especie de ejemplo, amenaza, modelo a seguir» y hay que prestar atención por los modelos económicos en juego que se definirán luego de las elecciones.

Escuchá la columna completa: