Un nuevo informe del Indec reveló bajó la tasa de desocupación, por lo que Sobre la Hora consultó a Luis Campos, coordinador general del Observatorio del Derecho jurídico de la CTA Autónoma, para entender los datos.

Es algo que ya se venía viendo en algunos otros indicadores” dijo el economista, que eran datos piblicados a través de los informes mensuales que publica el Ministerio de Trabajo a partir del SIPA. La desocupación bajó en comparación con el mismo periodo que el año anterior. Explicó que “Es un número que por un lado es relativamente bajo en comparación con el período reciente” incluso mirando la historia a más plazo, equiparando el nivel actual con los niveles de desempleo de los ‘90, y los 80 para atrás, “todavía un 7% desocupación para la historia Argentina sigue siendo un número alto”.

Recordó que la tasa de desocupación es por las personas que están desocupadas pero buscan empleo. En contraste, las mediciones del Indec explican el desempleo pero no qué sucede en el mercado laboral. Campos advirtió que “esto no nos habla de la calidad del empleo de la calidad de la ocupación que se está creando”.

“Un dato que todavía no tenemos pero que posiblemente vayamos a tener en un par de semanas es el porcentaje de trabajadores no registrados, porque hay algunas estimaciones que se están haciendo a partir del informe de ayer, que marcarían que una parte muy importante de la creación de puestos de trabajo en este último trimestre tuvo que ver con trabajadores no registrados” advirtió. Además, para Campos estos datos son importantes para saber “cuáles son los sectores que están traccionando el empleo”.

Hay que poner el ojo en la calidad de el tipo de empleo que se está creando, y en otra dimensión que hace la calidad de estos puesto de trabajo que tiene que ver con los ingresos” manifestó ya que “en Argentina, tener una ocupación, tener un empleo no garantiza por sí solo acceder a un monto de ingresos que permite satisfacer los requerimientos mínimos de una canasta familiar”. Agregó que “el 80% de los ocupados tiene ingresos provenientes de desocupación principal inferiores a $20000, es decir inferiores al monto que, por ejemplo, la junta interna de ATE en el Indec determina como monto de canasta de consumos mínimos”.

El coordinador del Observatorio de Derecho Social expuso que “es un número que al gobierno le está cayendo muy bien, porque tiene que ver con el tipo de política de empleo que tiene mente (al menos el gabinete del Ministerio de trabajo)” por una concepción ideológica del Gobierno nacional”.

“Cuando el gobierno habla del emprendedurismo, es decir de estas personas que individualmente van a resolver su situación ocupacional, que individualmente van a llevar adelante proyectos productivos (…) El emprendedor es un monotributista, que no tiene derecho de laborales, que no tiene cobertura de los convenios colectivos de trabajo, que depende en gran medida, de la suerte que tenga este mes para garantizar ingresos mínimos, que no tiene una jornada limitada de trabajo, que tiene que trabajar todo lo que pueda para acceder a ingresos elementales” dijo el economista.
Escuchá la nota completa: