El Ministerio de Seguridad de la Nación presentó un contrainforme titulado «Ministerio de Seguridad vs. CORREPI» que intenta desmentir las alarmantes cifras sobre casos de gatillo fácil. En Sobre la Hora consultamos a la titular de la Coordinadora, María del Carmen Verdú, que afirmó: «Hoy es un conjunto, ese primer comunicado de los criterios más generales, y el segundo con los datos precisos y concretos, que comprueban que no se equivocaron cuando dijeron que esto es poco serio.

El lunes al mediodía se presentó el informe para un grupo de prensa, e «inmediatamente que lo leyeron nos llamaron, nos lo mandaron, y nos dijeron ‘Muchachos contesten porque esto es un mamarracho'» contó la abogada. Y remarcó que de todos los que participaron, uno solo no chequeó los datos, y el resto esperó al comunicado de la Coordinadora.

Nosotros tenemos una discusión entre quienes conformamos el equipo que confección del archivo, que es ¿qué hacemos con aquellos casos con los que tenemos muy poca información? porque los medios que los publican no nos dan el nombre o el grado del funcionario que intervino; no nos dan el nombre de la persona muerta, o la edad; o no tenemos manera de acceder al trámite judicial para saber cómo avanza esa causa. En ese sentido, cuando Bullrich hace ese informe, en muchos casos de los que dicta al final de estos 98 que recorta, después vamos a ver cómo, en muchos casos toma toma algunos que no teníamos el nombre de la víctima o no teníamos el nombre y el grado del victimario, y nos confirma que la información no es trucha, que es real, porque nos da los datos, nos dice qué juzgado tramita, y nos da la información. Por eso el comunicado le agradece y ratifica lo que decimos en la presentación del archivo.

La CORREPI funciona desde 1992 y desde 1996 elabora su informe anual sobre la situación represiva, esto incluye casos de gatillo fácil, muertes en protestas sociales y en situaciones de encierro, así como asesinatos por armas reglamentarias, ya sea por miembros de la fuerza, o miembros retirados, incluso en casos de femicidio.

«Cada militante CORREPI tiene una zona geográfica asignada y tiene que chequear determinada cantidad de diarios cada semana buscando noticias», además de la información que brindan organismos oficiales como el Servicio Penitenciario o la CPM. Una vez relevada la información, la organización sigue y acompaña los distintos casos y a las familias. «Hasta la propia Ministra Bullrich se ha convertido en nuestra fuente» señaló Verdú.

Violencia del Estado hacia las mujeres

«Este es un gobierno machirulo» afirmó, y expresó: «Siempre aclaro cuando me hablan de la sororidad: Nunca en abstracto, siempre en concreto y con mirada de clase. Yo no soy sorora de Patricia Bullrich, porque es una representante absolutamente auténtica del patriarcado capitalista«, y considera que las mujeres asesinadas con armas reglamentarias no son víctimas del Estado, a la vez que las Fuerzas de Seguridad tienden a encubrir a los femicidas.

«Hay un dato espantoso al que hemos llegado cruzando los datos» entre organismos oficiales y las organizaciones sociales, con respecto a los femicidios: «Hemos coincido antirepresivos y movimientos de mujeres, géneros y disidencias, en que el 20% del total de femicidios los cometen integrantes del aparato represivo estatal«.

Escuchá la entrevista completa: