El próximo jueves se realizará la reunión del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires los gremios docentes, y Sobre la Hora habló María Inés Busso, secretaria adjunta del Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP) para anticipar la postura del gremio.

“Llegamos al jueves después de mucha espera de una convocatoria que había sido prometida para noviembre” dijo la docente, y remarcó que si bien el frente gremial fue convocado el 30 de noviembre “donde no hubo ninguna propuesta completa”, durante diciembre y enero no hubo un llamado del Gobierno. En cambio, se organizaron volanteadas y actividades desde todos los gremios docentes durante los meses del verano. “Vamos con la expectativa de poder recuperar el poder adquisitivo del salario y poder vivir dignamente” afirmó.

Busso planteó que  el conflicto es responsabilidad del gobierno por “atrasar tanto la convocatoria”Remarcó que no tienen información concreta, ni propuestas concretas, sino versiones de que habrá un techo de aumento del 15%. “Nosotros ese aumento no lo aceptamos” dijo Busso y remarcó que dentro de la disputa salarial, también discutirán las condiciones de trabajo docente. “Nosotros queremos trabajar, con un salario digno y con condiciones dignas de trabajo, ese es nuestro deseo” subrayó.

Con respecto al Frente Gremial Docente Bonaerense, remarcó el trabajo en conjunto durante noviembre, diciembre y enero, y la unidad para enfrentar lo que en principio serían rumores, como el cambio del régimen jubilatorio para los docentes.  “Más allá de algunos artilugios, o algunas cuestiones del propio Gobierno nacional y provincial de querer dividirnos, el frente estamos trabajando juntos” marcó Busso y explicó que más allá de las diferentes miradas, desde el Frente Gremial siguen “buscando la unidad de los docentes en función de la mejora de las condiciones de trabajo de todos”.

La secretaria adjunta de SADOP también se refirió a la postura del Gobierno Provincial de no aplicar la Claúsula Gatillo que permitía aumentos en el sueldo de acuerdo al nivel .de inflación en distintos meses, algo duramente cuestionado desde varios gremios, incluido SADOP “Ahora que no solamente no se genera el espacio de diálogo sincero y frecuente como desearíamos sino que tampoco están dispuestos a aplicar la cláusula gatillo” se quejó Busso ya que eso congelaría el salario, y además podría quedar a la baja durante el año.

El otro rumor que perjudica a los docentes es el que premia el presentismo, a lo que María Inés Busso acentuó que están en contra: “Nosotros no queremos cambiar salud por plata”. “Estamos dispuestos a discutir el ausentismo, pero no estamos dispuestos a cobrar un salario por presentismo porque hay compañeros que verdaderamente se enferman o tienen que faltar por diferentes situaciones y el presentismo es muy importante, afecta mucho a la realidad del trabajador” dijo Busso y repasó que en caso de aplicarse, se perderían todas las licencias que están contempladas en el estatuto del docente.

Escuchá la nota completa