Sobre la Hora conversó con Mariano Vázquez, periodista especializado en asuntos internacionales, acerca del femicidio político, social y racial de Marielle Franco,la concejala activista del Partido Socialista en Río de Janeiro.

Vázquez declaró que “Brasil realmente desde la llegada al poder de Temer parece dar cada día pasos agigantados hacia el abismo” ya que desde el 20 de febrero de 2018 comenzó la intervención militar en Río de Janeiro. “Todo el aparato de seguridad del Estado, policía militar, policía judicial, cuerpo de bomberos, están bajo el mando de un general del Ejército, que en este caso se llama  Walter Braga Netto, y que a su vez no se va a reportar al gobernador de Río de Janeiro sino que va a responder directamente al Ministro de Defensa Raul Jungmann” dijo y agregó que “por primera vez desde la recuperación de la democracia en Brasil el Ministro de Defensa es un militar”.

“Éste contexto es que está el asesinato de esta activista negra, nacida en la favela de Maré, Marielle Franco, que tenía 38 años, que también era una militante por los derechos humanos, y que justamente lo que había sido nombrada, ya que ella es concejala de la municipalidad de Río de Janeiro, ella había sido nombrada como la relatora de la intervención militar en Río de Janeiro” comentó el periodista. Además explicó que hace cuatro días en su cuenta de twitter había denunciado que se estaban incrementando los abusos policiales contra los moradores de las favelas.

Interpretó que los disparos que recibió Marielle “mostraban la precisión con que esos sicarios asesinaron a esa mujer que realmente era una voz para aquellos que no tienen voz y que venía de un origen social que demuestra la lucha de clases que hay en Brasil hoy”.

Por otra parte la investigación del asesinato está a cargo de la policía, lo que para Vázquez es un “mal indicio” ya que los casos de gatillo fácil “nunca reciben justicia o en apenas muy pocos casos se reciben justicia, y son casos donde las pruebas son tan contundentes que no le queda otra al poder político judicial que entregar a esos policías”.

“Brasil está, desde el golpe a Dilma Rousseff hace ya dos años, en una situación de ataque sistemático contra los sectores populares” afirmó el periodista, lo que incluye la persecución judicial y el intento de excluir a Lula Da Silva de las próximas elecciones. “Parece que este poder usurpador que llegó a Brasil vino para quedarse y para ejecutar acciones de extrema gravedad para regresar a foja cero lo que empezó a ser el Partido de los Trabajadores hace 13 años” dijo, y agregó que en este momento se registra la tasa desocupación “más alta de la historia de la democracia”; de que se volvió a retomar la esclavitud “a pedido de los hacendados”; el  congelamiento del gasto público.

“La quinta concejala más votada de Río de Janeiro, que era Marielle Franco; que representaba a los colectivos más sojuzgados de Rio de Janeiro, que era defensora de DDHH; que tenía una visibilidad muy alta como concejal; que había logrado salir de uno de los lugares más violentos hasta convertirse en socióloga, fue asesinada brutalmente por denunciar lo que estaba haciendo la intervención militar en Río de Janeiro, creo que tenemos que preocuparnos mucho” declaró.

Para el periodista, “lo más triste es ver como el país que tiene el partido de los trabajadores más grande, la central obrera más grande, el movimiento sin tierra más grande, y un presidente completamente impopular como Temer, que a penas llega al 3% de la población, cómo eso no está generando manifestaciones masivas por la quita de los derechos sistemáticos en este país”.

Escuchá la nota completa