A raíz del caso de Gatillo Fácil en San Miguel del Monte, Sobre la Hora conversó sobre la impunidad de la Policía Bonaerense, con la socióloga y allegada a las familias de las víctimas, Cintia Analia Orellana.

Lo que creemos es que quizás cuando los quisieron parar, habrán sentido miedo, habrá sentido miedo la persona que estaba manejando, y porque iban cuatro menores“, además de que en el Conurbano mucha gente no está habituada “a esta relación con la policía”.

“Acá en San Miguel del Monte no están habituados a esta relación: uno está más alerta en el Conurbano, que sabés que puede haber una represión, una persecusión policial, pero acá sinceramente los pibes no viven de esa manera la relación con la policía“. Además, desde el martes, la región de San Miguel del Monte está “lleno de gendarmes, de policías” lo que genera miedo a la población.

“Creo que es una estrategia a nivel nacional de mano dura, sabemos que este gobierno va a la represión, habilita. Y Sandra Mayol (intendenta) desde hace dos meses presentó un cuerpo de policías que no eran de acá, que eran del Conurbano, de la Bonaerense. Que estaban en el pueblo pero desde una forma muy violenta, en donde pedían documentación de los vehículos pero sacaban el revolver, por ejemplo. Se paraban de una forma que la gente no está habituada. Además que habían irregularidades, empiezan a saltar todas las irresponsabilidades, y de casos aislados que se empiezan a unir de una Policía que va perdiendo la confianza y que se va poniendo muy dura”

La socióloga remarcó que este tipo de represión es “política de un gobierno neoliberal que necesita tenernos de esta manera” porque “una política que empobrece, lo que lleva es que cada vez haya más robo, y lo que necesitan es demostrar lo que tal vez muchos sectores piden, mano dura. Esta mano dura lleva a eso, a que maten a los pibes”.

También contó que en San Miguel la juventud habitúa a ir a la Laguna, a las plazas a rapear y a pasear como lo hacían las cuatro víctimas del accidente. “Hoy los chicos hicieron como todo un homenaje a sus amigas, amigos, amigues, estuvieron con el skate, porque eran chicos que todas las tardes después de la escuela iban a la plaza a andar en skate”.

“Tantos detenidos e involucrados tiene que ver con la primera versión, que trataron de ocultar todo, las pruebas, se desmintió que hubo una llamada del 911 que no la hubo. También dijeron que habían tiros, cosa que acá se escucha, cuando hay un tiro es como ‘¿qué pasó?’. La gente lo grababa, lo filmaba, hay ya 38 testigos que fueron a declarar, porque se va dando el descubrimiento de un montón de irregularidades”

Escuchá la entrevista completa: