i11913-desmonte-entre-riosSobre La Hora conversó con Andrea Burucua, secretaria de ambiente de Unidad Popular sobre la regulación de la Ley Nacional de Bosques en la provincia de Buenos Aires.

“La provincia tiene que ordenar sus bosques de acuerdo a lo que demanda la ley nacional. Al armar el mapa de bosques los categoriza en rojo, amarillo y verde (o 1, 2 y 3) y depende de la categoría de cada bosque, las actividades que se pueden realizar en esos sitios y a su vez, en el caso de la categoría verde, o 3, son los bosques que pueden desaparecer. Esas zonas pueden cambiar el uso del suelo, de acuerdo a ordenanzas municipales, o a la misma ley provincial del uso del suelo y ser desmontados”, explicó Burucua.

En este sentido contó que “lo que notamos en el ordenamiento -que ya tiene media sanción en Senado y está en tratamiento en Diputados de la provincia de Buenos Aires-, es que la mayor cantidad de bosques que deberían ser rojos, ahora los encontramos verdes o amarillos. O sea que son bosques en los que se van a poder realizar actividades o que van a poder desaparecer, ser desmontados”.

Al respecto destacó que “sobre todo lo vemos en la zona de rivera del Río de La Plata, y en algunos lugares de Ramallo y Bahía Blanca. La Provincia tiene muy poco bosque nativo, entre un 2 y 4 % del territorio provincial”.

“Los bosques tienen gran importancia para protegernos de la crecida de los ríos. Ya hemos vivido que las inundaciones son cada vez más graves, y coinciden con el desmonte, con la pérdida de selva marginal cercanas a cuencas”, explicó en diálogo con Sobre La Hora.

En esta línea opinó que “es muy preocupante. Las organizaciones socioambientales entendemos que lo ambiental condiciona, modifica, para bien o para mal, la calidad de vida de todos nosotros”.

“Es la única Provincia que todavía no tiene un ordenamiento de bosques. Esto significa que todos los desmontes son clandestinos, porque la Ley Nacional establece que hasta que no haya ordenamiento en la Provincia no se pueden hacer desmontes”, recordó la secretaria de ambiente de Unidad Popular y concluyó: “Necesitamos un ordenamiento de bosques que los proteja, no un ordenamiento que permita el desmonte”.