La Multisectorial de Mujeres de Tucumán llevo a cabo ayer un silbatazo en apoyo a los médicos Cecilia Ousset y Jose Gijena, imputados en la justicia por garantizar el acceso a la Interrupción Legal del Embarazo en el “Caso Lucia”. En Sobre la Hora hablamos con Cecilia Ousset, que explicó: “Es una maniobra del gobierno para amedrentar a los médicos que están a favor de los derechos de las mujeres y de las personas gestantes“.

Yo soy médica ginecóloga en realidad, lo que pasa es que mi marido era el otro ginecólogo, pero yo le tuve que instrumentar, porque todos los médicos se negaban a hacerlo” recordó Ousset. El aborto era no punible, porque la niña de 11 años había sido violada por su abuelastro, y desde ese momento para la pareja que lo garantizó “ha sido todo un infierno”, y están imputados por homicidio calificado.

El Estado nos llama para hacer la ILE, porque todos se negaban; y el Estado nos acusa por homicidio calificado. Es una locura jurídica nunca vista

Afirmó que, Tucumán es la provincia anti-derechos por excelencia, “porque es una provincia que no está adherida a la ESI, a la Ley de Salud Sexual y Reproductiva, no tiene protocolo ILE, entonces nuestras niñas, mujeres y personas gestantes están sin leyes que las ampare rápidamente“. Cada vez que hay un caso similar, se pone en duda la palabra de las gestantes.

También contó que algunos colegas les expresan repudio y otros apoyo, pero de estos últimos “muy poco lo expresan públicamente”, por temor a perder el trabajo o de ser señalados. “No es fácil soportar las agresiones verbales, agresiones físicas, todo lo que venimos soportando la familia completa” afirmó Ousset.

Nosotros pensabamos que la Corte (Suprema de Justicia de Tucumán) iba a votar en contra de la Fiscal (Adriana Gianonni), porque perdió la objetividad pero sabemos que están empatados. Y por supuesto la fiscal lo que quiere es vernos presos, aunque sea media hora. A nosotros nos pone en prisión preventiva, aunque sea 12 horas, un día, para el resto de los médicos es una maniobra disciplinatoria; para las niñas es el saber que no se pueden acercar al hospital; para las madres de las niñas abusadas es saber que no tienen derecho ni a donde recurrir. Y eso es lo más grave, porque ponen en peligro a todas las niñas

Escuchá la entrevista completa: