Facundo Burgos, de 11 años viajaba de acompañante en una moto cuando fue asesinado de un balazo en la nuca por un policía en Tucumán. La versión oficial de la fuerza es que los intentaron  detener por “circular de forma sospechosa”. Para entender lo sucedido, Sobre la Hora dialogó con  Leonor Cruz, integrante de Unidad Popular y secretaria de Género de la CTA-Autónoma de Tucumán.

“La impunidad con que se la policía se mueve en la provincia, avalada por el gobierno y la justicia no es que es un hecho aislado ni es el primero en nuestra provincia” afirmó Cruz respecto de los casos de violencia institucional en Tucumán, a lo que agregó “la policía tiene como método estas cuestiones de represión, de matar a los pibes, de señalizar a los pibes“.

Por otra parte, los medios incentivan la estigmatización y solo difunden la versión policial, como el titular de La Gaceta de Tucumán que “encabeza la noticia diciendo que hubo un Incidente con dos policías, y el Incidente es que mataron a un niño de once años sin ningún justificativo, y hoy estos dos policías están libres”. “Tucumán se está convirtiendo en tierra de nadie” declaró la Secretaria de Género.

De la misma manera, señaló que “es terrorífico ver los comentarios” de las personas que justifican el asesinato del niño por no haber parado a la señal de alto, o por andar en una moto. “Lo más terrorífico es que se deshumaniza a esa criatura, es como que no fuera una persona, es un delincuente, es un negro de mierda, no es un niño, no es una criatura” manifestó Cruz. “A nadie le importa la historia, la vida de Facundo, y Facundo hoy que está en la prensa es la representación de cientos de miles y de millones de Facundos en nuestros barrios que todos los días son hostigados, que todos los días son estigmatizados en nuestra sociedad, no tan solo tucumana, es parte del discurso para la baja de imputabilidad, para la mano dura, para todo esto. Nuestros hijos son el enemigo público número uno” remarcó.

“Lo que se sabe es que no había armas, los chicos no estaban armados, quien lo mata es la policía” explicó la Secretaria de Género de la CTA-A desmintiendo la versión que afirmaba que habrían encontrado pólvora en las manos del niño asesinado.

Por último enfatizó en la hipocresía de la sociedad tucumana que se manifiesta contra el aborto “porque es matar una vida, pero sí matemos un niño de once años porque no merece vivir”, y subrayó que “La vida vale, pero vale para algunos, no para todos“.

Escuchá la nota completa