José Luis Zurita Delgadillo es un estudiante de ingeniería en la UNLP, tiene 28 años, es hijo de bolivianos, y está preso hace más de un mes por tener hojas de coca. Sobre la Hora conversó con su abogado Benito Espindola, quién disparó: “Si no quieren interpretar los convenios internacionales, la ley es muy clara”.

“Yo pertenezco a un pueblo originario, indígena, andino, como es el Diaguita Calchaquí de Salta” comentó el abogado, por lo que remarca la historia social y el significado de “nuestra sagrada hoja de coca”.

José Luis Zurita Delgadillo

La Ley 23.737 en su artículo 15 autoriza expresamente “la tenencia de hojas de coca en su estado natural, destinado a la práctica del coqueo o a su empleo como infusión, no será considerada tenencia de estupefacientes”. “Hay infinidad de tratados internacionales, algunos de rango constitucional, como el Pacto de Derechos Civiles Internacionales y Políticos es muy claro cuando dice que en el Estado no existen minorías étnicas y religiosas” y no se le puede perseguir por practicar su cultura y religión, remarcó Espindola.

En la Cultura Andina, es muy fuerte la presencia de la hoja de coca en cada uno de los rituales, más allá de que nosotros decimos que es alimento y medicina, es verdad que tiene alcaloides” pero en su estado natural, no está estipulado como droga. “No solamente se están tirando contra esta persona, sino contra la espiritualidad y la religiosidad de todo un pueblo” subrayó.

Expresó que el Juez Martinez Di Giorgi, titular del Juzgado Federal Criminal N° 5 no tiene en cuenta estas cuestiones: “Creo que es desconocimiento y también un poco de prejuicio con determinada cultura, determinada minoría étnica”. “Está ilegalmente detenido por un delito que no existe” remarcó.

Escuchá la entrevista completa: