La filósofa y analista internacional Isabel Rauber abordó en su columna la situación de Venezuela y, junto a Hugo Moldiz, director del periódico “La Época”

Hugo Moldiz, ex Ministro de Gobierno Boliviano

y asesor de gobierno, explicaron los alcances del referéndum convocado para modificar un artículo constitucional que incorpora la posibilidad de reelegir a Evo Morales en Bolivia.

“En la Organización de Países Petroleros que se realizó en Baku, Azerbaiyán, el ministro del Petróleo declaraba, y esto fue público, que venezuela le dejaba de vender crudo a la India para venderle solamente a China y Rusia” y culpando a Venezuela de la decisión. Pero explicó que cuando la India recibió un ataque de Pakistán, actuó detrás “la CIA, muy orquestada de Estados Unidos para convencer a la India para que no le compre petróleo a Venezuela“.

“Lo que se termina siempre generando y flota en la comunicación global son las mentiras de los sectores del poder, por eso hay que estar machacando siempre con los acontecimientos”

Desde 2012 hay una escalada violenta contra el gobierno de Maduro pero: “Los sectores del poder no entienden de voluntad popular” y no se repliegan, ya que “no aceptan que lo que consideran suyo, en este caso el acceso al petróleo, porque no le interesa nada del pueblo de Venezuela, ni la democracia, ni Guaidó” afirmó la filósofa. Aún así, “se han estancado” luego del intento de invasión disfrazada de ayuda humanitaria.

¿Reelección en Bolivia?

Bolivia está en pie de lucha con todos los medios afirmó Rauber, y comentó que el anterior referéndum del 21 de febrero de 2016, en el que la posición oficial buscaba modificar un artículo para permitir la reelección del presidente Evo Morales fue vencida, “fue impugnado a base de mentiras”.

Para profundizar, Rauber consultó a Hugo Moldiz, que explicó que en ese referendum, “la oposición logró una victoria por cerca de un punto, pero sobre la base de una  mentira sistemáticamente construida al rededor de la imagen del Presidente Evo Morales“. “Quien lanzó la fake news que tuvo efecto en un sector del electorado de Evo Morales, fue no solo ex director de Inteligencia del gobierno neoliberal de Jaime Paz Zamora, sino que además es recurrentemente citado en los WikiLeaks por los embajadores y la oficina política de los Estados Unidos” comentó.

La mentira falsa a la que se refiere es sobre la existencia de un supuesto hijo y un supuesto tráfico de influencias de la ex pareja del presidente. “Y este mismo personaje después del referendo, le dijo al país de la manera más descarada de que en realidad el hijo nunca había existido” comentó. Por lo tanto, el resultado anterior “es legal, pero con un resultado ilegítimo, porque la democracia implica el respeto de las más mínimas reglas y entre ellas es condenable la mentira y el engaño“.

El Movimiento Socialismo presentó un recurso no para negar el resultado del 21 de febrero sino para recurrir a la Convención Americana en su artículo 23 y de esta manera habilitar a Evo Morales para las elecciones de este año”, que es el que veta la posibilidad de participar de las elecciones a quienes tengan sentencias ejecutoriadas, incapacidad permanente o distinta nacionalidad. Junto al artículo 256 de la Constitución Boliviana, permiten la participación del presidente en las elecciones.

Moldiz comentó que en los movimientos sociales “hay una relativa relación de fuerzas favorable a Evo Morales” que se fortalece por razones externas. “La campaña de la oposición es utilizar a Venezuela como el gran fantasma”, mientras  el Departamento de Estado de Estados Unidos “insta” a Evo Morales a no presentarse a elecciones.

“El hecho de que Estados Unidos esté concentrando su mirada, su fuerza, su energía contra Venezuela principalmente, y contra Nicaragua, pero además de ellos invadir a Cuba, evidentemente no hace que esta presión que ya está empezando a sufrir Bolivia, de Estados Unidos y de organismos internacionales “de derechos humanos”, no se sepa con la profunidad que la sentimos en Bolivia, al exterior del país”

“Hoy todas las encuestas sitúan a Evo Morales desde una diferencia de 5 puntos, o incluso ya de 10 puntos frente a Carlos Mesa”, el candidato de la oposición que había logrado un buen crecimiento pero que “está estancado”.

Escuchá la columna completa: