Múltiples organismos de DDHH desaprobaron enérgicamente la resolución del Gobierno para trasladar el Ministerio de Justicia a la Ex-ESMA y que actualmente es un importante espacio de memoria. Por este motivo, hablamos con el Secretario de DDHH de la CTA Autónoma de la Provincia de Buenos Aires, e hijo de desaparecidos que nació en la ESMA Emiliano Hueravillo.

“Ya dentro de la ESMA está la Secretaría de Derechos Humanos” y durante el gobierno anterior hubieron “situaciones parecidas de que no estábamos de acuerdo las organizaciones sindicales ni las de DDHH” en relación a algunas actividades que pretendían hacerse en el espacio. “Estamos diciendo que todo el predio fue un centro clandestino y eso es prueba de los distintos juicios de lesa humanidad” subrayó.

Para ellos es una reconciliación que están generando, en particular lo pienso, porque meter el Ministerio de Justicia dentro de un centro clandestino, sabiendo lo que fue la ESMA, no solamente para el país sino para afuera, sabiendo que fue uno de los centros clandestinos más grandes del país, que está en la ciudad de Buenos Aires, que es una prueba de los distintos juicios, esto se sigue planteando como una prueba fundamental para estos juicios. Y tapando algunas cuestiones, han ido poniendo oficinas públicas dentro de un lugar que después se pierde y para nosotros la historia es viva y para las nuevas generaciones, explicarles qué fue la ESMA.

“Este gobierno desde que asumió no tuvo política de DDHH, vació la Secretaría de DDHH en las políticas a nivel nacional, también vació los juicios en todo el país” apuntó Hueravillo. Remarcó que “es una provocación”, y que lo nombran Raúl Alfonsín porque simbólicamente es “conciliar lo que planteó Alfonsín en algún momento con los juicios a las Juntas, en el 85, sino también es como las leyes de impunidad”.

Escuchá la entrevista completa: