Sobre la Hora conversó con el médico, periodista, fotógrafo Ricardo Coler, quien fue director de la revista La Mujer de Mi Vida acerca del poliamor. “Hay que diferenciar lo que es la pasión, lo que es el sexo, lo que es una relación, de lo que es una relación amorosa” indicó.

Este tipo de relaciones lo que favorece el encuentro erótico, el encuentro erótico es mucho más variado, puede ser más excitante, y cuando se comparte y se dice, menos estresante que cuando se mantiene en secreto” sin embargo “siempre hay algo que uno pierde”.

Para Coler, la sexualidad y las familias pueden funcionar muy bien en las relaciones múltiples pero “la relación amorosa, cuando uno habla sobre la relación plural, yo creo que no es una relación más civilizada, es menos civilizada, eso no significa que haya que tener relaciones civilizadas”.

“Tener sexo es mucho más sencillo que tener una relación amorosa duradera y monogámica: para tener una relación amorosa, duradera, monogámica, apasionada, que te dure con el tiempo, es una cosa mucho más emocionada, se necesita como otro ejercicio, arreglar un montón de cuestiones”.

Si bien se puede tener relaciones múltiples, las relaciones amorosas trascienden la sexualidad y “son por naturaleza imperfectas, y no coinciden lo que quiere el hombre y lo que quiere una mujer”. “La fantasía de que un hombre y una mujer continuamos, que somos una mitad de una naranja completa es una locura, eso es algo que nunca se logra” subrayó.

“Estas son cuestiones de elecciones y de la suerte que uno tiene, porque a veces es una cuestión de suerte encontrarse con la persona que uno quiere encontrarse” porque si se elige la monogamia “va a ser más complicado, mucho más difícil, y necesita mucha más elaboración que tener sexo con quien uno quiere, y esto no es un avance” resaltó.

Escuchá la entrevista completa: