El periodista Sebastián Premici conversó con Sobre la Hora acerca de su nuevo libro Santiago Maldonado: Un Crimen de Estado que recopila el caso, la investigación y el encubrimiento a un año de la desaparición del joven. “El caso no está cerrado, la autopsia y su resultado en todo caso debería ser un punto de partida para continuar la investigación” afirmó, ya que da cuenta de la muerte pero no del contexto que llevó a ese punto.

Premici tuvo la oportunidad de cubrir el caso en el mismo territorio. A través del análisis del hábeas corpus y los archivos secuestrados de los Escuadrones y las áreas de inteligencia comprobó que fue una represión ilegal: “Hay un montón de documentos que dan cuenta de la inexistencia de un corte de ruta de ese 1ro de agosto” que se utilizó para justificar la convocatoria de más gendarmes y el avance de la Gendarmería a la comunidad.

Lo que si hubo fue una provocación de la Gendarmería, y un hostigamiento desde la misma madrugada del 1ro de agosto” que generó que integrantes de la comunidad salieran a la ruta. “Para mi hubo un dato muy central, que fue el hallazgo de balas servidas cerca del río que por orden del Juez Otranto no fueron levantadas, ni siquiera fotografiadas como evidencia” remarcó el periodista, y que “si le daban entidad a esas balas, se les caía la hipótesis de que Maldonado nunca estuvo en el territorio”.

“Obviamente fue totalmente irregular la presencia de (Luis) Nocceti y también es irregular la bajada de línea la planificación para la represión de esa comunidad”

A mi me obsesionó poder escribir certezas dentro del libro” expresó, porque “el resultado de la autopsia no me indicaba nada, porque se puedo haber ahogado pero no me dice cómo Santiago llegó al río” ni tampoco de la operación de encubrimiento del Gobierno “que quiso sacarlo a Maldonado del Territorio, desaparecerlo, ya desaparecido él durante esos 78 días, Bullrich lo siguió desapareciendo cada vez que lo negaba”.

Por eso seguimos hablando de crimen de Estado en el Libro, porque hubo una planificación en la represión, y una planificación en el encubrimiento, donde el Estado, tanto el Poder Ejecutivo como el Judicial, fueron claves de ese encubrimiento” remarcó.

Escuchá la entrevista completa: