Ante el incremento desmedido en los precios de los medicamentos, en Sobre la Hora hablamos con el Secretario General del sindicato de Bioquímicos y Farmacéuticos, Marcelo Peretta, que describió: “Se dan el lujo de fijar el precio de los medicamentos bien por encima de la infación“.

Advirtió que estas subas injustificadas demuestran “la falta de políticas estatales para regular el precio, para facilitar el acceso a la población, para ponerle límite a la voracidad de la industria farmacéutica que mantienen tasas de rentabilidad propias del primer mundo, o más, cuando nuestro país la está pasando mal”.

Digamos que no hay gobierno, porque al haber perdido la elección ya están más preocupados por convertirse en la nueva oposición que por gobernar estos 20 o 30 días que les queda” indicó. Y si bien, toda la gestión de Mauricio Macri estuvo marcada por la inflación en todos los rubros, “en este final pasa lo mismo: son cada vez más los aumentos en todo tipo de productos, incluidos los medicamentos que son esenciales para la salud y que no debieran estar sujeto a este desinterés del Estado”.

La gente no lo puede pagar, el sector está muy afectado, más de 500 farmacias cerraron, más de 7.000 puestos de trabajo perdidos en estos últimos cuatro años, por eso la espectativa es corregir esto y regular el sector: el precio de los medicamentos no puede estar al libre mercado. Darle la importancia que tiene que tener la cartera de salud y el control, no solamente los productos farmacéuticos sino también los productos médicos.

Peretta expresó su descontento ante la dolarización de los laboratorios y las o que dolarizan sus mercados, a la vez que explicó que al haberse cerrado algunos rubros, tienen que importar insumos desde distintos países. Sin embargo, aunque “el impacto ronda el 11%, porque tenemos un buen desarrollo local”, se aumenta hasta un 20% más “porque se viene una especie de congelamiento de precios y aprovechan a adelantarlo.

A diferencia de otros insumos que sí llegaron a aumentar un 80%. “Hasta las jeringas, que se producían en Argentina, muchas fábricas han cerrado” detalló.

Escuchá la entrevista completa: