El presidente uruguayo Tabaré Vazquez desplazó a toda la cúpula de las Fuerzas Armadas por estar implicados en la última dictadura cívico militar y no haber aportado información a la Justicia sobre el asesinato y la desaparición del militante tupamaro, Roberto Gomensoro. Marcelo Pereira, periodista del periódico La Diaria, explicó los pormenores de esta decisión: “todo se desencadena porque las actas del Tribunal de Honor son filtradas a los medios“.

El Tribunal de Honor del Ejército de Uruguay comenzó con los juicios, sin embargo hasta ahora no había ninguna condena: “Son los primeros militares que están condenados por delitos de lesa humanidad, no habían enfrentado todavía este procedimiento interno del ejército”.

Guido Manini Ríos, el anterior Jefe del Ejército, presentó en marzo los fallos del Tribunal de Honor al presidente y los acompañó con un informe en los que afirma “que la Justicia ha juzgado a militares por estos hechos, ha actuado sin pruebas con un criterio de adivinanzas, una serie de comentarios sin precedentes” explicó el periodista. Al tiempo, se conocieron las declaraciones de otros militares, que tenían la obligación de denunciarlos y no lo hicieron. Es decir que los dos Tribunales de Honor del Ejército omitieron (o minimizaron) la denuncia a la Justicia “por lo cual hay probablemente un delito de encubrimiento”.

De todas maneras, Vázquez destituyó a Manini Ríos, quien formando parte del Tribunal de Honor consideró que la confesión de José “Nino” Gavazzo, el anterior jefe que arrojó al río el cuerpo del militante Gomensoro, así como otras declaraciones, no afectaban el Honor del Ejército. “Así que son los siete generales de mayor rango del Ejército en 20 días destituidos” explicó Pereira.

Pereira afirmó: “Hay una buena parte del sistema partidiario que no reconoce que Vázquez hizo lo que tenía que hacer”. Si bien se estaban haciendo las investigaciones pertinentes a los casos, muchos se preguntan cuánto sabía el presidente sobre el tema porque las destituciones se orquestaron cuando se publicó la información en los medios.

“Cuando por primera vez se hacen Tribunales de Honor a algunos de los militares emblemáticos de la represión, porque estamos hablando de gente que está condenada por 28 homicidios especialmente agravados (y eso es lo que le pudieron probar, porque probablemente sean responsables de más cosas), y además el fallo, que eso sí es lo que Vázquez vio, porque las actas están en dudas si las había visto o no, el fallo es muy raro porque el Tribunal de Honor decide que estos 28 homicidios especialmente agravados no afectan la moral, el Honor del Ejército porque no está probado que lo hayan cometido. Pero sí, a dos de estos oficiales, deciden pasarlos a situación de reforma que es un poco de sanción moral de el Ejército porque sabiendo como había sido el caso de la muerte de este hombre, permitieron que fuera preso otro militar cuando ellos sabían que era inocente”

Escuchá la entrevista completa: