Sobre la hora consultó al economista Claudio Lozano, Coordinador del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas y Presidente de Unidad Popular para dialogar sobre el Informe de la junta interna de ATE – INDEC donde estipulan que una familia tipo necesita $28.266,70 para solventar la canasta básica, y el reciente informe sobre el aumento de la canasta básica de los jubilados.

Siete de cada 10 hogares en la Argentina de hoy tienen dificultades para llegar a fin de mes, más allá del hecho objetivo de que la canasta de pobreza se ubica en 17mil pesos” declaró Lozano y expresó preocupación porque el aumento generalizado de alimentos, servicios, transportes y medicamentos “han impactado en términos de achicar aún más la posibilidad de disponer en términos de otros recursos para otras cosas que no sean las elementales”.

Afirmó que “estamos en el marco de una estrategia cuyas características son de agresión expresa sobre las condiciones de vida de la población”, que para Lozano durante 2017 fue pausada por ser un año de elecciones: “Frenaron el aumento tarifario, estabilizaron el valor del dólar, pusieron en marcha obra pública, todo un conjunto de cosas que están signadas por el año electoral”.

“El gobierno está armando un 2018 más parecido al 2016 en el sentido de que hay un mensaje de caída del poder adquisitivo de los salarios porque están cerrando paritarias en torno al 15% en dos tramos para una inflación que no baja 22% piso” afirmó Lozano.

Aclaró que el Gobierno tiene en agenda “una reorganización del esquema de precios en línea con beneficiar a los sectores extractivos, fundamentalmente al sector energético, en línea con los hidrocarburos no convencionales que son los que de alguna manera están detrás de esta política de tarifazo limpio”. Y afirmó que lo que se busca es “transformar o ir abriendo la puerta para que la Argentina sea una plataforma de exportación de gas no convencional”.

Por otra parte, remarcó que desde el gobierno “tienen capacidad de intervenir sobre la agenda pública recomponiendo imagen” porque venían en “Caida libre” en las encuestas cuando comenzaron a visibilizar otras cuestiones.

La contracara es la conflictividad social, donde Lozano aseguró que “los actores que aparecen como protagonistas principales no presentan un horizonte político con alguna perspectiva de novedad, se parecen mucho más al pasado que al futuro, y consecuentemente eso esterliza la perspectiva de conflictividad social”. “Hay momentos donde el gobierno invade la cancha con su agenda y hay otros momentos donde la cuestión social le pasa por encima” sostuvo.

Escuchá la entrevista completa