004-Periodistas-Noche-de-las-corbatas_FERIOLI_MG_8248Entre el 6 y el 13 de julio de 1977, 11 abogados laboralistas y sus parejas fueros secuestrados por los grupos de tareas que operaban en Mar del Plata. Cinco de ellos siguen desaparecidos. Los sucesos fueron reconstruidos en La noche de las corbatas por Pablo Waisberg y Felipe Celesia, quien conversó con Sobre La Hora.

Al respecto Celesia expresó que “la incógnita era por qué secuestrar a abogados laboralistas, qué despertó esa inquietud en el aparato represivo” y contó que “primero encontramos un entramado una ciudad de Mar del Plata, que no es la que todos conocemos, no es la de hoy, era más pequeña, y estaba en un proceso de industrialización muy creciente con mucha riqueza”.

“Cuando terminamos la investigación, descubrimos que efectivamente la comisión de laboralistas tenía la premisa de defender a los trabajadores, sus conquistas, sus salarios, en sus luchas y sus conflictos” continuó detallando y agregó: “Víctimas y victimarios vivían en el mismo lugar, tenían relaciones en común, tenían cruces; ese fue el caldo de cultivo. Pero el motivo fue ejemplificador por un lado, y también muy concreto de reequilibrar la distribución de la riqueza que estos abogados aceptaban cuando reclamaban por los salarios de los trabajadores”.

En este sentido, Celesia explicó que “todos los laboralistas secuestrados en la Noche de las Corbatas cubrían casi todo el espectro de los trabajadores marplatenses; en cinco casos está representada casi toda la conflictividad laboral que había en ese momento en Mar del Plata. Queda claro también, con este secuestro tan selectivo, que hubo una complicidad civil necesaria; los militares no podían distinguir quién era cada quien en el fuero laboral, o sea que alguien los apuntó” y señaló que “además estos abogados representaban gremios; cuando uno es un abogado representando a un gremio tiene un flujo constante de clientes”.

El autor del libro “La noche de las corbatas”, dijo que el objetivo de la investigación fue “poder recrear y contar en detalle la vida de estos profesionales. Los procesos de memoria son complejos y hay participaciones diversas, pero en general son las víctimas que logran que la información que tienen sea reivindicada por alguna institución u organización política; pero no hay un trabajo como el que nosotros hacemos de testimonios orales, de documentos, de rastrear qué hicieron en cada lugar donde estuvieron”.

Por último, destacó en diálogo con Sobre La Hora que “en torno a este episodio se juzgaron las responsabilidades militares, se está intentando avanzar en esclarecer las responsabilidades civiles, con dificultad, porque hay funcionarios judiciales involucrados”.