En la víspera de la votación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en el Congreso Nacional, varios colegios de CABA fueron tomados por los estudiantes para presionar a los legisladores en el Congreso.

Sobre la Hora conversó con Camila Torres, del Centro de Estudiantes de la Escuela de Bellas Artes Rogelio Yrurtia, que afirmó que iban a realizar la asamblea por la toma el lunes, “pero hubo una clara persecución política” y anunciaron que no habría clases ni lunes ni martes. “Terminamos teniendo una medida desesperada de tener que dar la votación y la asamblea el viernes mismo que salió con una amplia diferencia de que casi todo el colegio estaba a favor” contó.

La estudiante comentó que hace mucho tiempo se organizan actividades y debates en el Rogelio Yrurtia, que se han colgado pañuelos verdes en los pasillos y el patio y remarcó: “tenemos un colegio, que podría decirse que está a favor del aborto legal, seguro y gratuito”.

Explicó que en las aulas han tenido debates con los profesores “pero no tan a profundidad” y denunció que tampoco se implementó la educación sexual integral: “Eso lo estuvimos armando desde la comisión de género del Yrurtia y la buscamos para darla nosotras”.

Desde el Colegio Yrurtia organizaron la toma porque afirman que “el movimiento secundario es algo que causa muchísimo impacto, y ¿qué es lo que causa más impacto’, las tomas de colegios, literalmente eso mueve el piso”. En ese sentido, exigen además de la legalización del aborto legal, seguro y gratuito, la defensa del artículo 8 del proyecto “que permite la autonomía de decidir la interrupción voluntaria del embarazo siendo menores de edad, o sea, nos re afecta a nosotres que somos adolescentes”.

Si no se llega a legalizar todo esto que estamos reclamando, y llega a salir mal, vamos a tener que discutir y replantearnos todos los secundarios qué es lo que vamos a hacer, porque la lucha va a seguir” concluyó.
Escuchá la entrevista completa: