Desde la vigilia en la Universidad Nacional de Quilmes, la Delegada de ATE Jimena Romero explicó las causas de las tomas y la Marcha Nacional Universitaria contra el recorte en el presupuesto por lo que la comunidad educativa sale a “defender los derechos del pueblo trabajador a tener una educación universitaria pública, gratuita y de calidad”.

“Se comenzó en un debate que ya lleva varios meses pero que ahora tiene su punto cúlmine en la toma, hay más de 14 Universidades con sus diferentes facultades o escuelas tomadas” comentó, ya que el panorama general es de un recorte de 3.000 millones de pesos, mientras se subejecuta el 25% del presupuesto.

En las Universidades Públicas hay obras de infraestructura frenadas, dificultades para pagar servicios y becas, como también fechas de vencimiento para convenios de trabajadores precarizados que prestan servicios para distintas entidades. Incluso instituciones que ya fijaron una fecha límite para el normal funcionamiento. “Son problemas que después se traducen en problemas mucho más grandes, que estamos anticipando y queremos prevenir, y por eso nos estamos juntando en las interclaustros” expresó la delegada.

Abrazo a la UNQui

“Nuestro reclamo está un poco invisibilizado” ya que los no-docentes, que realizan desde tareas de mantenimiento hasta administración. “A nosotros nos cerraron una paritaria antes que la paritaria estatal, al 15% en abril, y en el medio de la lucha con todas las interclaustros, con todos los trabajadores, docentes y estudiantes abrazando las universidades, la FATUN, que es la Federación que está en la paritaria, que tiene una relación estrecha con el gobierno aunque lo niega, el 16 de agosto ratificó el 15%” denunció.

Escuchá la entrevista completa: