A raíz de los incendios en pozos de Vaca Muerta, en Sobre la Hora conversamos con el profesor e investigador de Sociales-UBA y miembro del Grupo de Estudios sobre América Latina y el Caribe, Dr. José Seoane, que afirmó: «Es para preocuparse si creemos en ese discurso» de que es un lugar de inversión y trabajo para el desarrollo del país, y en realidad, «Vaca Muerta es un gran negocio para algunas corporaciones«.

«Las condiciones de rentabilidad para la explotación de ese tipo de reservorio» de petróleo y gas no convencionales, que necesitan la técnica del fracking, «no solo tienen efectos socioambientales muy dañinos sobre el territorio y las poblaciones que lo habitan, sino que implican, e implicó en estos años del gobierno de Macri un proceso de subsidios y deterioro de las condiciones laborales para hacer rentable la exploración y la explotación».

El investigador analizó lo que sucede en el territorio neuquino, con los incendios y derrames en el marco de la explotación:  «El fracking supone el uso de sustancias contaminantes y cuando hay fracking eso implica la contaminación del territorio«. Por eso muchas personas se han organizado, sobre todo las comunidades de pueblos originarios, para repudiar y denunciar estas prácticas estractivas y destructivas.

Hay que sumar un detalle más, que tiene que ver con el incendio, tiene que ver con el desplazamiento de la Gendarmería que es el hecho de que producto del control de precios de hidrocarburos que decidió el gobierno en las últimas semanas, hay una política de las grandes empresas, que se beneficiaron enormemente con las concesiones de Vaca Muerta, de avanzar con procesos de suspensiones de trabajadores. Entonces estamos en una situación realmente explosiva en el territorio, vinculado a la capacidad y a la presión que tienen estas grandes empresas de amenazar con paralizar las obras y deteriorar más las condiciones de trabajo

Escuchá la entrevista completa: