El lunes 9 de abril murió Federico, uno de los reclusos del Centro Cerrado Virrey del Pino de La Matanza. Sobre la Hora consultó a la investigadora del Observatorio Gino Germani de la UBA e integrante del Foro por la Niñez, Vanesa Salgado, que trabaja con jóvenes en contexto de encierro.

“Nada sucede al interior de los muros del encierro que el Estado no permita que suceda: ni las riñas entre presos, ni la violencia entre presos, en todo caso son formas autoadministradas de la violencia que el Estado permite” declaró. Advirtió que más de la mitad de la población carcelaria está con prisión preventiva osea que no son culpables de ningún delito y en menores estos números crecen exponencialmente“.

Dijo que “el Estado elige alguna forma de relación específica, que tiene que ver con la cadena punitiva, con la policía con la Justicia, con el encierro, para algunos sectores de la población” en referencia a las clases populares, la niñez y la adolescencia.  Salgado explicó que existen además distintas formas en las que se administra la violencia en el sistema penal: “Tiene que ver con situaciones muy precarias de vida de los chicos en el encierro: falta de agua, falta de comida, falta de abrigo, además de los malos tratos, de los insultos de los golpes, o de las torturas que también existen”.

Acá hay un pibe muerto en una dependencia del Estado, donde además el pibe como todos los demás no tenía ninguna posibilidad de salir” dijo la investigadora, y aclaró que “acá tenemos un agravante que es el ingreso de esa gente del Servicio Penitenciario en las cárceles de menores, o en los centros de detención de menores por un acuerdo que ha hecho este gobierno hace unos meses atrás, que también fue muy resistido por los trabajadores organizados de la secretaría de niñez“.

También manifestó la preocupación por la poca difusión en los medios de comunicación y declaró que “hay una construcción previa” que hace que los varones menores de edad y pobres sean el “enemigo interno”.  “Podríamos volver a plantearnos  cuándo la seguridad dejó de ser social, cuándo es menos inseguro que te roben el auto que no comer. Habría que preguntarse cuánto tienen que ver los medios masivos de hegemónicas de comunicación en haberle dado a la a la vida y la seguridad un sentido vinculado a la propiedad privada” remarcó Salgado.

Escuchá la entrevista completa: