Sobre la Hora conversó con el escritor y sociólogo del Conicet, Pablo Alabarces, acerca de los incidentes durante la previa del encuentro entre River y Boca del pasado sábado.Logo Vos ahí tenés una cantidad de cosas puestas en juego que son muy superiores a la disputa entre hinchas en las redes sociales; pero al mismo tiempo esa disputa existe” señaló.

“Normalmente el cómo somos lo afirma un señor, lo cual implica etnocentrismo; lo dice un porteño, lo cual indica el clásico centralismo argentino, de clase media, blanco, etcétera. Entonces el cómo somos termina siendo el cómo soy” remarcó.

En su crónica de Revista Anfibia, Albarces afirma que “es un problema de porteños”, desde donde “se pretenden hacer afirmaciones universales desde puntos de vistas situados“. “El problema de cómo se ha dado el debate en esta semana, es un debate errado con pretenciones de generalización, donde la generalización nunca aparece como problema” afirmó.

“El fútbol entendido como fútbol profesionalizado es antes que nada una mercancía de la industria cultural. Eso lo primero. También es tradición, memoria, afecto, esta cosa tan tonta que se dice todo el tiempo, la pasión, también es eso. Pero todo eso es el condimento que permite vender una mercancía. Si esa mercancía no existe, no tenés fútbol profesional. Todo lo otro son los argumentos de ventas de la mercancía”

Más allá de las teorías conspirativas entre la relación del operativo de seguridad y de los allanamientos anteriores a la final, que le permitirían a Boca ganar por decreto, el sociólogo remarcó que hay dos problemas fundamentales: que no es muy difícil que sea cierta y que es posible “porque en Argentina todo es posible”.

Alabarces afirmó que el partido se va a jugar: “Por los intereses de la Conmebol que además los vende como derechos televisivos globales; por el hecho de que el fútbol latinoamericano tiene muchos problemas en los mercados chinos, europeos y norteamericanos que son los mercados centrales, entonces lo único que le falta para perder ese acceso al mercado es que la final de la Libertadores no se juegue” afirmó y subrayó que hay más cosas puestas en juego que la eterna rivalidad entre hinchadas.

Escuchá la entrevista completa: